Buscar

Mute

7/9/08

A veces, simplemente callamos por no empeorar las cosas.

Es mejor un silencio bienintencionado? O una verdad directa al corazón a bocajarro?
Supongo que existen distintas maneras de hacer las cosas para cada uno de nosotros.

Depende de la situación, el momento, la verdad en si... o tal vez no, tal vez no importa el tipo de verdad del que se trate, simplemente debemos escupirla como si nos quemara en la garganta.
En ocasiones, cuando el lado malo pesa más que el bueno, cuando ni la verdad ni el silencio van a arreglar nada tomo el camino más fácil, miro para otro lado y hago como si nunca hubiera pasado nada, me olvido del hecho, las circunstancias y la persona.

Decirlo es más fácil que hacerlo, pero se consigue.
Al principio te pasas el día pensando en ello, el cómo, el porqué, en que debías haberlo pensado mejor, en que tal vez tiene arreglo.
No lo tiene... si lo tuviera ya estaría arreglado. Reconozcámoslo, no puede ser tan difícil.
Cuando tomas la decisión de hacer vacio, empiezas a escribir sms que no mandas, mails que no envías, llamadas que no descuelgas. Intentas plantear un ficticio encuentro fortuito o imaginas como será cuando suceda.
Pero un día, después de perder mil veces la cabeza,  un día de repente, nada. No escribes nada, no piensas nada. Sientes añoranza, claro... eso siempre queda, aunque cada vez menos.
Te has curado. O te han curado, eso es lo de menos.
El dolor, la desconfianza, el odio... todas esas cosas no son más que lastres. Y francamente, bastante jodida está ya la cosa, como para encima hacernos la zancadilla a nosotros mismos.

Pero, porque nos cuesta tanto tomar la decisión de seguir por otro camino?
Imagino que por miedo. Miedo a equivocarnos, miedo a herir sin tener una razón aparente, miedo a perder...

Si nos equivocamos, siempre podemos intentar arreglarlo. Pero si no corremos ese riesgo, si no hacemos nada por miedo a errar... nos pasaremos los días buscando ser felices con lo mínimo.
Nadie se merece lo mínimo.

No hay que olvidar, que la vida tiende a la vida, y que somos seres finitos. De verdad alguno quiere llegar al último día de su vida y reconocerse a sí mismo que podía haber sido más feliz de haberlo intentado?

[  Hacemos un trato, yo me compro un hámster y tú...entretanto…  me compras una camiseta azul.

No dejes nunca que los demás, decidan como debes vivir tu vida.

Hay que ver el video… y si no la habéis visto… hay que ver la peli!  ]



Video
  




-- Me dijeron que estabas aquí, y vine volando. --



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca he visto esta pelicula. Por miedo. Que miedo me da llorar, no me gustan las peliculas que me hacen llorar.

Por eso decidi que mi vida fuera una pelicula... de risa.

^^ Genial video, genial.

Kendo-K dijo...

Que no te de miedo llorar... dicen que es depurativo :D