Buscar

San Ballantine's

14/2/09

Quiero empezar en tu cuello, bueno no, quiero empezar en tu maxilar, tu mandíbula, que es básicamente apetecible.
Quiero seguir en tu cuello, que tan perfectamente cabe entre mis manos. La musculatura de tu nuca, tus hombros. Pasear sin destino por tus brazos y llegar a la punta de tus dedos sin dejar de observar  el camino recorrido y por recorrer. Pegar de nuevo mis manos a tu piel, desde la cadera, desde la cresta ilíaca, dibujando en ambos costados la curva de tu vientre. Subir hasta el ombligo y rodearte hasta la espalda. Deslizar sin prisa pero sin pausa una caricia desde la base de la misma, hasta tu nuca de nuevo. Sondear tus trapecios hasta llegar a tu columna como en un juego circense para acabar con la punta de los dedos resbalando por ella hasta hundirme en tus fosas lumbares.

Eso es todo lo que pido para hoy, la posibilidad (in)existente de tocar lo que por derecho no me pertenece.

El resto de tu figura, la dibujaré con tiempo a fuego sobre la piel. Y con paciencia sobre la cama.







-- En lo sacro y en lo impío está escrito que tarde o temprano tu alma será mia. --



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Uhhhh uhhhhh.
Una clase de anatomía? jaja, feliz SnBallantines

Kendo-K dijo...

Mejor no digo nah....