Buscar

Space invaders rojos y música a raudales... eso si es vida!

21/8/08

Ayer fué un día díficil, no? Bueno, no para todos. Centremonos en eso. Al fin y al cabo merece más la pena pensar en cosas que podemos controlar.
Mañana, bueno, hoy me llegan mis juguetes nuevos, no hay nada como esperar regalos cuando no es navidad. Porque en navidad hace ilusión, si. Pero el resto de días, esos días típicos y parejos en los que nada cambia, ilusiona que algo se disfrace y reordene el caos meticuloso de la rutina.
Hoy, hablaba con T. de las cosas que se pierden en el tiempo. Los caprichos absurdos del tonteo mutuo cuando empieza una relación, por ejemplo. Ese "te doy sin que me quites y me lo llevo todo". Después de una larga conversación, hemos llegado a la conclusión común (si si, aunque suene raro nos hemos puesto de acuerdo) de que el tiempo, por lo menos en nuestro caso, ha cambiado todo lo demás por juguetitos (sin darle entonación porno). Compensamos ciertas carencias con algunos estimulos externos, que no siempre compensan, pero hacen las cosas distintas. Imagino que es por eso por lo que siempre tenemos que estar haciendo algo nuevo, aunque siempre nos de pereza arrancar.
Si las cosas no se van cambiando de color, acabas viviendo en un recipiente estanco en el que respiras el mismo aire día si, día también. Va bien sacar la cabeza para ver el mundo.

Para ti, que pases un buen fin de semana. Haz fotos.
Y para mi, todo lo demás.
Para todos los demás...


-- Acto primero: Ella finge que él no le importa un pimiento. Acto segundo: Él finge que ella no le importa un pimiento pero va directo a por ella. Acto tercero: Todo sucede como ella tiene previsto. Se lo comerá vivo. --



0 comentarios: