Buscar

Malena es nombre de tango.

27/8/08

– Verás, papá, este verano voy a cumplir diecisiete años…– intentaba improvisar, pero él echó una ojeada a su reloj y, como de costumbre, no me dejó terminar.
 
-Uno, si quieres dinero, no hay dinero, no sé en qué coño os lo gastáis. Dos, si te quieres ir en julio a Inglaterra a mejorar tu inglés, me parece muy bien, y a ver si convences a tu hermana para que se vaya contigo, estoy deseando que me dejéis en paz de una vez. Tres, si vas a suspender más de dos asignaturas, este verano te quedas estudiando en Madrid, lo siento. Cuatro, si te quieres sacar el carnet de conducir, te compro un coche en cuanto cumplas dieciocho, con la condición de que, a partir de ahora, seas tú la que pasee a tu madre. Cinco, si te has hecho del Partido Comunista, estás automáticamente desheredada desde este mismo momento. Seis, si lo que quieres es casarte, te lo prohíbo porque eres muy jóven y harías una tontería. Siete, si insistes a pesar de todo, porque estás segura de haber encontrado el amor de tu vida y si no te dejo casarte te suicidarás, primero me negaré aunque posiblemente, dentro de un año, o a lo mejor hasta dos, termine apoyándote sólo para perderte de vista. Ocho, si has tenido la sensatez, que lo dudo, de buscarte un novio que te convenga aquí en Madrid, puede subir a casa cuando quiera, preferiblemente en mis ausencias. Nueve, si lo que pretendes es llegar más tarde por las noches, no te dejo, las once y media ya están bien para dos micos como vosotras. Y diez, si quieres tomar la píldora, me parece cojonudo, pero que no se entere tu madre.

 

– Ya está – miró de nuevo el reloj –. Tres minutos… ¿Qué tal?

– Fatal, papá, no has dado ni una.



Almudena Grandes.

 

Pocas veces me dejan sin palabras, cuando leí este libro y este fragmento en concreto tuve la sensación de frio que te deja no saber que responder.

De un tiempo a esta parte me viene esa misma sensación de frío y no saber que responder. Será que me hago mayor y ya no pienso con la misma lucidez? O será que mis neuronas se van muriendo? Sea como sea... quedarte en blanco es una putada, porque alomejor esperan algo agudo de ti, o algo divertido y tu te quedas con tu cara de circunstancia pensando... "em... esto... yo... " y antes de que te des cuenta estás mirando a los lados y diciendote a ti misma "va... piensa... antes de que se pase el momento de hacer la gracia", y de repente zas!, se ha pasado el momento de la gracia, de la desgracia, de la cena y del desayuno. En fin, para que veais más claro a lo que me refiero os dejo un corto, viejito, pero interesante. Disfrutadlo! (y entendedme)







-- ¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer? --



2 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja! Vale, ahora si, gracias, era realmente la respuesta por parte de ella que me esperaba.

Predecible?

Kendo-K dijo...

Por supuesto, a veces es mejor no conocer el final... por lo general decepciona. Creo que son mejores las espectativas, que aunque falsas, nos dejan libertad :)