Buscar

Desayuno con diamantes (y por lo visto con galletas)

15/8/08

-“Por cierto -dijo-, ¿no conoces por casualidad alguna lesbiana que sea buena chica? Estoy buscando una compañera de apartamento. Oye, no te rías. Soy desorganizadísima, y no me llega para una asistenta; y, la verdad, las tortilleras son unas amas de casa fantásticas, les encanta encargarse de todo, no tienes que preocuparte jamás por las escobas ni por descongelar la nevera o mandar la ropa a la lavandería. Como aquella compañera de habitación que tuve en Hollywood, hacía westerns, la llamaban la Llanero Solitario; es mucho mejor que tener a un hombre en casa. Claro, la gente pensaba que yo también debía de ser un poco tortillera. Y lo soy, claro. Todo el mundo lo es, un poco. ¿Y qué? Ningún hombre se ha echado para atrás por eso hasta ahora; hasta parece que les excita. La misma Llanero Solitario, sin ir más lejos, estuvo casada dos veces…”


Truman Capote se me antoja un dios. Habrá quien me diga que no tengo razón, pero... como es una opinión personal me da un poco lo mismo xD

Desayuno con diamantes es una pelicula que odio. Es buena si, una de las mejores (mejor el libro eh), pero la odio, no por ella en sí, sino por todo lo que tiene detrás. Por regla general (o casualidad que te cagas) todas las personas que en algún momento me han dicho: "Me encanta desayuno con diamantes" al final me han dado por el culo. Y si, a veces ha sido tan jodido que parecía literal. Y en eso no pienso como Caro, que dice que al principio duele pero luego te va gustando. Siempre jode.


Por ese tipo de cosas he cogido una aversión bastante acentuada a la peli y a los que les gusta la peli.

Que quereís que os diga, hay gente que se guía por los signos del zodiaco, pues yo lo hago por el cine. Estamos? Si alguien tiene algún problema que no me diga que la ha visto que me condiciona para ir con mil ojos.



Para la que no la ha visto: 

 





-- - ¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?
- ¿Color rojo? Querrá decir negro.
- No, se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. En esos momentos lo único que me viene bien es ir a Tiffany’s, porque nada malo me puede ocurrir allí. --



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace poco me entere que conyo era el Tiffany's, y alguien que me acompanyaba le hizo una foto al escaparate.

Que cosas, y que manias las tuyas, no he visto la pelicula, bien lo sabes, pero creo que el dialogo tiene buena pinta, muy acertado lo de los dias rojos, pero OJO que no la he visto todavia, no me vayas a dar la espalda!

Kendo-K dijo...

Que fuertecico lo tuyo... que fuertecico xD