Buscar

Me gustaría...

3/3/09

 
Bajo las capas más superficiales de la piel arañan las palabras dormidas.
Gritan por una libertad no permitida, allí donde la sangre es más espesa. Reclaman el derecho de escapar de una prisión libertina construida con barrotes de oro. Tocar una voz con verbo y formas elípticas convertidas en los vértices de un cuerpo informe que a veces es multiforme. Siendo de tantos y de nadie, salvando distancias con el tiempo y construyendo a medida que destruye a su paso.
Ahí, donde los secretos bailan al son de tangos con las mentiras, ahí, es donde se acurruca todo lo que no digo.
Hay días más oscuros donde nadie ve lo que oculto y otros en los que abro un poco la ventana para enseñar a todo color un par de mis cinco cartas.
Hay días en los que voy de farol, y días en los que juego con una mano invencible. Pero eso, sólo lo sabe quien me conoce bien, y nadie me conoce bien.
Dudo que yo me conozca mejor que tu, por eso esto es algo que siento que tengo que hacer.

Y todo irá... bien.





-- Donde me busques, ahí estaré. --



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice..
Really nice!

Kendo-K dijo...

:-P