Buscar

L-O-V-E

9/12/08

Pienso que todos somos complementos de todos. Que de alguna manera todos poseemos una parte (a veces minúscula, a veces inmensa) que nos vincula irremediablemente a todo aquello que tocamos, vemos u olemos. Tenemos el secreto de ciertos actos en precisos instantes inapreciables para los demás. Pero analizándolo, lo que hacemos, los pequeños gestos que son exclusivos para cada una de las personas de nuestra vida, nos convierte en seres complejos y fragmentados. Cada uno de nosotros, somos muchos.
Quiero decir; que tengo algo especial contigo, tú tienes una parte de mi, un gesto, una broma, un "algo" que sólo entiendes tu y que sólo tiene sentido contigo. Para los demás ese "algo" no existe y o bien no lo entienden o bien lo saben entender.
Ese "contigo" no tiene nombre hace referencia a todo aquel que se dé por aludido.

Bueno, y puesto que soy un ser complejo (y que casi siempre gana al buzz) quiero hacer mi lista de reyes ahora y aquí.

Quiero...
    Un momento Dolce
    Una hora del Tequila
    Dormir contigo
    Perder.
    Ganar.
    Decirte que te quiero.
    Pillarle la practica a la "xixa"
    Que me mimes.
    Que te dejes mimar.
    Que amanezca un día con banda sonora.
    No fallarte
    Que no me fallen
    Cuerdas de bajo
    Un monopoly electrónico
    Besos.
    Un minuto contigo.

Algunas de estas cosas, se pueden tener, otras, conseguir, una o dos, se pueden comprar.
También existen los imposibles, esos ya no los espero... pero por pedir...

[El otro día estuve hablando de ti, y me di cuenta de que aún te echo de menos. Y se me pudre el corazón cuando asumo que tú eres lo imposible. Otra Navidad... contigo aunque sin ti. Y yo sin poder contártelo... qué cosas.

Por el "algo" contigo... por el "algo" nuestro... siempre conmigo.]


-- ...tenias razón cuando me dijiste que hubo un tiempo en que me importaba lo que pensaras de mi pero te equivocaste al pensar que había dejado de importarme... --



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Normalmente siempre hay algo de tus posts que me gusta más que nada de él mismo, la última frase.
Hoy, como en otras contadas ocasiones me ha gustado todo, leo amor, y hoy yo también estoy muy proamor, debe ser el positivismo.

Por cierto, el monopoly me encargo yo, que en mi curro se regala el tablero jajaja

Bonita canción, bonita letra, bonito post.

Kendo-K dijo...

:)