Buscar

¿Y mis pensamientos?

30/10/11





Puedo vender estrellas a los sueños
de pequeñas princesas, a veces, durmientes.

Puedo plantar suspiros en los jardines
que recojan gráciles damas.

Puedo hacer que los ángeles vuelen con alas de plata
en busca de planetas desconocidos que regalarte.

Puedo buscar latentes besos
que protejan todos tus pensamientos.

Pero no,
no lo haré.

Porque en mis jardines solo crecen adoquines,
que después tu y yo recolectaremos para arrojarlos a las estrellas

y con un golpe certero,
romper todos esos sueños,
falsos y artificiales,  
que crearon los ángeles
cuando dejaron de serlo
para convertirse en simples camellos
de princesas travestidas y yonquis.

Ah, ¿y mis pensamientos?
Mis pensamientos tropezaron en aquella mujer
y murieron en ella.

José Naveiras






-- La primera ventaja, es que cuando el cuento llega al final, no se acaba. Sino que se cae por un agujero. Y el cuento reaparece a mitad del cuento. Esta es la segunda ventaja, y la más grande. Que desde aquí se le puede cambiar el rumbo. Si tú me dejas...Si me das tiempo... --



0 comentarios: