Buscar

Frio

13/12/10


El frio hace invierno. Culpa de Perséfone que huye a los infiernos.
Nos deja con la mirada caída y un sinsabor en la memoria.
Cuanto verano hubo en el calor.
Voy a pedirle permiso al gris para suplantar a la primavera.
Y hacer renacer el polen para las abejas.
Se consumen los cigarrillos puestos en el cenicero
Y cuando nos queremos dar cuenta, la cama huele a filtro quemado.
Ni siquiera me he percatado de que la música se había callado.
Las copas han dejado de agitarse y de oxigenar el vino.
Los arboles huelen a cereza.
EL agua sigue sabiendo a metal.
Fidelidad cautiva de un pánico promiscuo que le teme a todo.
Cuando roza con las palmas de las manos un huracán en su mismo centro
Y los ojos se vuelven rojos y ensangrentados.
La vena de tu ira se hincha y explotan tus treinta y siete grados.
El aire se vuelve espeso y no se deja respirar.
Puedes leer en las paredes, bajo el papel pintado,
Que si me hablas, se para el mundo.
No te muevas porque me haces temblar.
No puedo mantener la mirada en ningún sitio y sobresalen todos mis nervios.
Me debilito. Hay demasiado invierno.
Hoy todo va un poco más lento.
Si no duermo tengo hambre, y si como, tengo sueño.
No puedo contarte un secreto, que es bien sabido que desconozco.
Pero puedo leerte un cuento. Si no, mira, dame tiempo y me lo invento.
Podemos hacer que sueñes. Que los sueños se peleen para que los tengas.
Dibujar con témpera una casa en una playa de orillas infinitas.
Mar con espuma roja y atardeceres blancos,
Con aire, pero sin brisa.
Que levante tu camisa y se entretenga en tu cintura.
Ayer no sé que fue de mi vida.
Para mañana no hay planteamiento. Improvisemos.
Pero entre tú y yo, el humo de este incendio canta que
Hoy el día amaneció, echándote de menos.





-- Una sonrisa por cada lágrima. --



0 comentarios: