Buscar

Te invitamos al cine (o no...)

17/3/10

Ese debió ser el subject de la campaña de Yelmo cines para el preestreno de Alicia en el País de las Maravillas en Madrid.
La fiesta de la publicidad.
 


Así anunciaba Yelmo su arrebato de locura, una fiesta con charlas y actuación post proyección.
Una campaña realmente suculenta que te empezó a cimbrear sobre sus propios cimientos a la semana del lanzamiento.
Un e-mail del responsable de Yelmo nos hacía entrever que el número de invitados había superado con creces las expectativas que ellos tenían y que por ese motivo no sabían  si podrían atender a todas las demandas de asistencia.
Que ya si eso a lo largo de la semana se pondrían en contacto conmigo (e imagino que con cualquiera que se diera de alta para tan esperado espectáculo) para decirme si finalmente tenía o no tenía una invitación asignada.
Sólo a modo informativo, durante esa semana no obtuvimos más que silencio.
Pero... esta semana si, concretamente HOY hemos recibido un email que se vestía, tal que así:

"Te escribo para decirte que el aforo que teníamos previsto para la Gran Fiesta de la Comunicación y la Publicidad en el Cine que se celebrará el próximo 25 de Marzo ha sido muy reducido por indicaciones expresas de Disney en Estados Unidos.
Por ese motivo y lamentándolo mucho no vamos a poder atender tu petición de asistir a esta presentación.
En nombre de Yelmo Cines y en el mío propio te pido disculpas. Habrá más oportunidades.
La buena publicidad vuelve al cine y debemos celebrarlo juntos. Esta vez no ha sido posible (perdón, mil perdones).
Un abrazo y que tengas una buena semana"

Esta bien, llegados a este punto creo que es momento oportuno de concretar ciertos puntos...
Cuando realizas una campaña de emailmarketing entras en el juego de la estadística, dependiendo del tipo de campaña que lances, debes tener en cuenta el ratio de apertura, de click y de repuesta.

Puedo comprender y comprendo un aforo limitado, pero dado el tipo de campaña que se efectuó debió esperarse ese tipo de respuesta.

Disculpo al chico que envía el mail que no tiene ninguna culpa, está claro, y además es realmente amable.

Claro que también puedo pensar que no era más que un viral como otro cualquiera para conseguir usuarios para una base de datos (pero hay que tener fe... cristiana o no, pero tener fe)

Puedo también decir que la culpa de la mala planificación no puede tener como consecuencia un email de disculpas, puesto que ahora mismo no deja de ser otro engaño más a ojos del consumidor, por lo tanto, una explicación que sea más contundente que "Disney no me deja"

Y por último, trabajo en una agencia de medios online, lo que viene a ser publicidad online, lo que viene a ser el concepto básico e inicial de este evento. Así que... porque alguien no me explica como es posible que mi empresa (una de las más asentadas dentro de este mercado) no ha conseguido ni una sola de las 12 invitaciones que solicitó y que con tanta alegría se propuso a regalar Yelmo?

Supongo que deberemos esperarnos a después de la publicidad para saber la respuesta.
Entre tanto, que no es poco, todos hemos solicitado la baja de la base de datos de Yelmo. Porque si bien puedo entender el aforo limitado (tal y como dije antes), no puedo por más dejar de preguntarme quienes serán los altos profesionales del sector multimedia que han tenido el honor de recibir su invitación... (aunque puedo imaginármelo).
De todas todas, ha sido una mala planificación con un final poco conveniente.
Y creo, que es válido hacer saber a quién montó el circo de variedades, que si realmente quieren comprar CPM, necesitan algo más que repercusión mediática.
Saltar de "la gran pantalla" al ciberespacio nunca fue fácil, y les deseo suerte en esa ardua tarea, eso si, sin mi apoyo.

Así que... amigos, amigas, compañeros, os dejo el tráiler de la pelicula a la que Yelmo finalmente no nos invita... Si es que estos de Disney son lo peor... lo peor, oiga!





0 comentarios: