Buscar

(co) romper

23/9/10


Respiro el aire que recita versos en tus contoneos.
Me nutro de vívidos recuerdos de tu boca.
El perfil dormido de tu esencia que descansa sobre sábanas blancas y retazos de rojo.
Con un eco que repite incansable lo que los demás piensan y enmudecen.
Por tu sutil forma de hacer girar las cabezas a tu paso.
Cuando sobra piel en un cinturón, y arqueas las cejas en busca de una respuesta irónica de la vida.
la intuitiva dentadura que busca en el espacio que queda entre tus labios la forma de escapar.
Devorar palmo a palmo el mundo, con sus palmeras y sus ríos.
Que el mar se atragante con tu pelo, y se desahogue al contacto con tus brazos.
Mientras un sol confuso se esconde detrás de un cirro que se convierte en altoestrato y llora de vergüenza.
Si la tierra de hace vasta nos esconderemos en todos sus cañones.
Para disparar al cielo cuando el día no sonría ante la locura.
Que en la libertad de tus latidos, exista un ritmo preso de la música.
Y el que no baile que se vaya.
Con tu casa de verja blanca corrompida por los años.
Y mi coche de años 20 a conjunto con tu vestido años 50.
Con las camisas llenas de manchas de vino tinto que derramamos en la cena.
Los postres antes de la comida y el sexo... el sexo fuera de carta y tiempo.
Visceral e impávido.
Sin respuestas en un juego en el que siempre debes decir la verdad o acatar una orden.
Con ganas de mentir para pagar.
Aunque no tengamos con que...



-- Las huellas dactilares no se borran de las vidas que tocamos. --



0 comentarios: